Imágenes de inicios del verano en Nueva York.

En los Estados Unidos, el verano es sinónimo de béisbol, en todas sus categorías, así que ¿qué mejor forma de iniciar nuestro paseo que con una visita a la catedral del béisbol?  Nuestro tour por el Yankee Stadium inició con una visita al museo de este equipo lleno de recuerdos de su larga y exitosa existencia, incluyendo el único juego perfecto en la historia de las series mundiales.

 

Después del museo, un recorrido por el estadio, incluyendo el dugout y, por último, el Parque de los Monumentos, donde se encuentran los números y placas de los peloteros más importantes de la franquicia.

 

Nueva York tiene muchas joyas arquitectónicas, como el edificio Chrysler, uno de los más bellos de la ciudad.  También ostenta mucha arquitectura contemporánea, en nuevas torres que se levantan alrededor de la ciudad, creando maravillosos contrastes visuales.  Pero nunca es más llamativa y excitante que en la noche, cuando exhibe todas sus luces.

 

El High Line Park, uno de mis favoritos en Manhattan, con su vegetación nativa totalmente reverdecida, sus instalaciones de arte y los muy distintos e interesantes ángulos que presenta de la ciudad, el río Hudson y la ribera del vecino estado de Nueva Jersey.

 

Y, por supuesto, no podía faltar Bryant Park, patio trasero de la hermosa Biblioteca Pública de Nueva York.  Un parque en el que se desarrollan más de una docena de actividades distintas, simultáneamente, en un espacio de apenas dos cuadras.  Otra joya de Midtown que no dejo de visitar en cada uno de mis viajes a la ciudad.

Espero que disfruten estas imágenes del principio del verano neoyorquino tanto como yo, mientras preparo la siguiente entrega con vistas de finales de ese verano, inolvidable para mí.

¡Hasta la próxima!

¡Mi primer post como autora invitada!

Hace algunas semanas fui invitada por Patricia Puentes de Viajeros Listos a escribir un artículo sobre Nueva York para el blog de esta empresa panameña, especializada en temas de turismo.  Me tomó varios días redactarlo porque no es fácil plasmar todo lo que representa esa ciudad, para mí, en un sólo artículo.  Finalmente, lo envié hace unos días y hoy salió publicado.  Aquí lo pueden leer y aprovechar para seguir a viajeroslistos.com.

¡Muchísimas gracias por la oportunidad, Patricia!

 

 

Parques, plazas, pasadizos y otras curiosidades de Nueva York.

Portada: High Line Park

Como ya he mencionado en otras ocasiones, hay un sinnúmero de parques y plazas en la ciudad de Nueva York y en este viaje me hice el propósito de conocer algunos a los que no había ido.  También encontré otros que no tenía idea que existían, aparte de algunas otras curiosidades, cuyas fotografías les muestro a continuación.

 

Washington Square Park, un parque histórico que ha sido cementerio, campo de entrenamiento militar, área de paseo de la élite, sede y testigo de luchas laborales, sociales y protestas de todo tipo, además de ser el punto de partida de la elegante Quinta Avenida.

 

Greenacre Park, también en el East Side, es un encantador espacio, a mitad de la cuadra, con una cascada, espacios para sentarse a contemplarla, disfrutar de un almuerzo o merienda o, simplemente, escapar un rato del ruido citadino.

 

Gantry Plaza, en Long Island City, Queens, es un parque a orillas del East River.  Construido de forma envolvente a lo largo de la costa del que fuera un sector industrial, hoy en pleno proceso de urbanización, con viviendas, comercios y otras empresas y con servicio directo del nuevo sistema de ferry hacia Manhattan y otros puntos de la ciudad. Desde cualquiera de sus senderos, situados a distintos niveles, se pueden apreciar las mejores vistas del East Side de Manhattan.

 

High Line Park, construido sobre la antigua línea ferroviaria elevada, es un gran punto para observar la ciudad desde otra perspectiva.

 

La avenida 6 1/2, no es una avenida real, sino un pasadizo o callejón, en medio de las avenidas Sexta y Séptima, de allí su nombre.  Por estos amplios callejones se puede ir desde la calle 51 hasta la 54 y cada uno tiene su propia personalidad, decoración, comodidades y accesos a comercios y restaurantes.

 

K%zz1td7R%aHoqB1KmM2kA

Vessel, aún en construcción, es una combinación de escultura, parque vertical y espacio público.  Está situado en lo que será, al concluir todas las obras, el centro de Hudson Yards, un espacio que está siendo urbanizado actualmente, entre las calles 30 y 34 y las avenidas Décima y Duodécima.  Contigua al High Line Park y conectada con este, se espera que sea una atracción turística cuando abra al público en 2019.

 

Este edificio, situado frente a Zuccotti Park, tenía este despliegue de luces danzarinas cuando llegamos para hacer un tour.  Me pareció muy simpático y divertido.

 

Información interesante sobre Nueva York.

Photo by NASA on Unsplash

Nueva York, ciudad con más de 8.55 millones de habitantes más 62.8 millones de visitantes en el año 2017, es considerada la capital del mundo.  El centro de la política y las finanzas internacionales es Manhattan, una isla rocosa entre los ríos Este, Hudson y Harlem.  La ciudad de Nueva York está conformada por cinco “borouhgs” (no hay una traducción específica, pero me han explicado que, políticamente, se asemeja a uno de nuestros corregimientos) Manhattan, Brooklyn, Queens, Staten Island y el Bronx que es el único que está en tierra firme.  b4177db9-e00e-4f39-9cd5-c0b3a478afa2-12901-00000e7aa95a6773Todos los “boroughs” se conectan a Manhattan por medio de puentes y túneles que cruzan los ríos y parte de la bahía, excepto por Staten Island, es servida por un ferry gratuito.

La mayoría de la población, así como los visitantes, se transporta en las distintas rutas del tren subterráneo, el medio de transporte más rápido y efectivo de la ciudad, seguido de cerca por…caminar!eddi-aguirre-569986-unsplashPhoto by Eddi Aguirre on Unsplash

Los neoyorquinos caminan largas distancias y, como ya he mencionado, a gran velocidad, siempre apurados por llegar a donde se dirigen.  Se puede ver a hombre de saco y corbata, adultos mayores, damas con atuendo ejecutivo en zapatillas o zapatos bajos, caminando varias cuadras para llegar a sus destinos.  Esto es lo normal, pues tomar un taxi o transporte privado es caro y, además, demorado por el intenso tránsito vehicular de la ciudad.

Otro medio de transporte muy popular en la ciudad son las bicicletas, medio preferido para todos los servicios de mensajería y reparto a domicilio.  Hay ciclovías en la principales calles y avenidas y la mayoría de los puentes, que también cuentan con vías peatonales.  BicicletasDesde hace algunos años, la municipalidad desarrolla un agresivo programa de reducción de la contaminación ambiental y, uno de sus componentes es la promoción del uso de las bicicletas, instituyendo centros de alquiler de las mismas en muchos puntos de la ciudad, para uso de locales y visitantes por igual.

Una de las iniciativas que se ha puesto en ejecución es la recuperación de espacios para los peatones.  Para esto han cerrado parte de las principales avenidas, en el área de Midtown, al tránsito vehicular, creando plazoletas con sillas y mesas para el descanso de los transeúntes.fullsizeoutput_486b  Estas plazoletas, situadas a lo largo de Broadway (Times, Herald y Greely Square) son utilizadas, también, para “block parties” (fiestas de cuadra o callejeras), sesiones multitudinarias de yoga, clases de baile, mercados de productores agrícolas, ferias, mítines y otros eventos festivos, cívicos y culturales.

ParquesTambién existe un plan que está siendo llevado a cabo y que es a largo plazo,  la creación de parques en la línea costera de toda la ciudad, asegurando que este espacio sea de uso público para el esparcimiento de sus habitantes.

Nueva York en verano

A pesar de haber visitado Nueva York en varias oportunidades, durante el verano, aún tengo una larga lista de sitios y actividades pendientes por hacer.  Esta ciudad maravillosa tiene una cantidad increíble de atracciones, museos, sitios históricos, galerías de arte, restaurantes, parques, tours, actividades comunitarias y eventos culturales durante todo el año.  Todo eso sin dejar de lado que con sólo caminar por allí y observar a su alrededor presenciarán todo un espectáculo de vida citadina.

Nueva York es una ciudad costosa, de eso no hay duda, pero aún así se pueden lograr precios razonables tanto en alojamiento como en comidas, compras y atracciones, si hacemos nuestra tarea de investigación.  No hay nada que no podamos encontrar en el Internet sobre esta ciudad, desde vuelos hasta rutas de autobuses y subways, pasando por tiendas, tarjetas de descuento para atracciones y museos, eventos, mapas, el pronóstico del tiempo, todo, absolutamente todo se puede consultar antes y durante nuestra estadía, incluyendo una larga lista de actividades gratuitas para el disfrute de toda la familia.

Si su lista incluye museos, de los cuales Nueva York tiene de los mejores del mundo, verifiquen los precios de las entradas en los sitios web de los mismos.  Si aparece que es donación sugerida, tengan en cuenta que no tienen que pagar el precio completo, sino lo que puedan y consideren conveniente dentro de su presupuesto.fullsizeoutput_4be  Adicionalmente, casi todos los museos ofrecen un día o tarde de entrada libre, generalmente los viernes.  Durante el verano, existen eventos especiales en los cuales, un grupo de museos pueden ser visitados sin costos en fechas y horas específicas.

La temporada cultural del verano es al aire libre y los parques y plazas se convierten en escenarios de los más variados eventos, como conciertos de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, proyección de clásicos del cine, clases de bailes de salón, salsa y otras modalidades y puestas en escena de obras teatrales, como el famosísimo Shakespeare in the Park.IMG_8029 Son eventos de gran calidad artística y muy apreciados por la comunidad que no pierde la oportunidad de disfrutar de las bellas artes y los bellos parques citadinos al mejor precio…gratis!

Nueva York es un conjunto de islas y su actividad marítima y fluvial es intensa e interesante.  Podemos disfrutar de un hermoso y, por ahora, gratuito paseo en el ferry que sirve de transporte a Staten Island. fullsizeoutput_144 Las vistas del bajo Manhattan y la Estatua de la libertad son de las mejores que se pueden lograr, aparte de tener la oportunidad de explorar parques, museos, tiendas y restaurantes en este sector, poco frecuentado por turistas.

Como ya les comenté, Nueva York posee cientos de parques y plazas donde disfrutar de un almuerzo al aire libre, su libro favorito o, simplemente mirar a la gente pasar.  Si va al Parque Central o a Prospect Park (Brooklyn), hay además variadas atracciones y edificaciones, lagos, monumentos, parques de diversiones, pistas de patinaje, zoológicos y un largo etcétera de cosas que ver y hacer. IMG_8577 Esta ciudad también exhibe un número plural de puentes con pasos peatonales, desde los cuales se pueden disfrutar de magníficas vistas de la ciudad, desde distintos ángulos y ubicaciones.

La feria dominical de la Avenida de las Américas (Sexta para los neoyorquinos), desde la calle 42 hasta la 56, es una buena manera de pasar un domingo, saboreando comidas de diversas partes del mundo y comprando regalitos en los distintos puestos, mientras disfruta de música de distintos países.IMG_6207  Y si está por el área de Harlem domingo, baje hasta la calle 110, entre al Central Park por su lado norte y diríjase al sector del lago Harlem Meer, lo más seguro es que se encuentre con algún concierto de géneros caribeños como salsa y merengue.  Aún no he ido a uno, pero me han sido muy recomendados por amigos que residen en la ciudad.

Adicionalmente, existe la oportunidad de que haya alguno de los muchos desfiles, fiestas callejeras y ferias de barrio que se realizan en la ciudad durante la temporada, en especial los fines de semana.  Me he topado con todas estas variantes, sin planearlo y es realmente divertido.

Para información más precisa de eventos y actividades durante su estancia, consulten el sitio web www.timeout.out/newyork para planificar con tiempo, especialmente recomendable en el caso de los conciertos de la Filarmónica y Shakespeare in the Park.

Imágenes de Nueva York.

Todas las fotografías, incluyendo la de portada, fueron tomadas por mí en distintas visitas a la ciudad entre 2013 y 2017.

Los espacios públicos peatonales creados a partir del cierre de parte de la avenida Broadway.  En las dos fotos superiores, Times Square.  Abajo, Herald Square.

 

Flat Iron district, en el triángulo donde convergen Broadway y la Quinta Avenida.  Su nombre se lo debe al edificio con  forma de plancha de ropa de la época. 

 

cropped-fullsizeoutput_4fc.jpegEl bajo Manhattan visto al descender en el aeropuerto de Newark, NJ.  Las vistas de la isla de Manhattan, desde este ángulo, son mejores que las de los aeropuertos del propio Nueva York.

El Intrepid Sea & Air Museum que tiene en exhibición el legendario avión Concorde.

Bajo Manhattan visto desde el puente de Brooklyn  y Brooklyn Heights.  

La Avenida de las Américas es una arteria comercial en la que encontramos muchas atracciones.  Por ejemplo: entre las calles 41 y 42 está Bryant Park, uno de los parques más hermosos de Manhattan.  Unas cuadras más adelante, caminando en dirección norte entre las calles 50 y 51 encontramos el famosísimo Radio City Music Hall y la bella fuente que aparece en la otra vista, que se encuentra diagonal al mismo.  Los domingo de verano son de feria en esta avenida, desde la calle 42 hasta la 56, donde puede encontrar comidas de distintas partes del mundo y muchos puestos con artículos artesanales diversos.

High Line Park, otrora un sistema elevado de ferrocarril, estuvo abandonado por más de 50 años.  La ciudad planeaba demolerlo, pero los vecinos del área consideraban que debía preservarse y decidieron convertirlo en un parque muy singular, poblado de flora nativa del área.  Recorre desde la calle 34 en la Undécima Avenida (Hudson Yards) hasta la calle Gansevoort donde desemboca en la nueva edificación del museo de arte Whitney. 

Yankee Stadium en el Bronx, casa de los Yankees de Nueva York.  Si el equipo no está en la ciudad mientras esté de visita, puede tomar un tour del estadio, del magnífico museo y de Monument Park.  Es un recorrido interesante y el estadio es hermoso, lo recomiendo.

Nueva York post 9/11

Photo by Dan Gold on Unsplash

Cinco años después de aquel primer viaje, volví a Nueva York con mi madre.  Era 2004 y la ciudad aún estaba recuperándose del ataque terrorista de aquel fatídico 11 de septiembre…nunca llegué a conocer las torres gemelas ni el entorno del bajo Manhattan de antes del 2001, pero la Nueva York que me encontré tres años después, era mucho más amable, más abierta y más humana que en mi primer viaje.

Aún se notaba el dolor en sus habitantes que ahora se movían más conscientes de quienes los rodeaban, no con desconfianza, sino con mayor sentido de comunidad. Había más contacto visual, muchas veces, seguido de una sonrisa, algo que no había visto en mi viaje anterior.  Algo había cambiado, el sufrimiento había sacado lo mejor de esos millones de seres que habían visto a su ciudad atacada y a sus amigos, colegas y vecinos asesinados.  Como consecuencia, se unieron para socorrerse, consolarse y brindarse compañía y esa solidaridad los había suavizado.

En este viaje, nos dedicamos a hacer recorridos semi-planificados, pero no rígidos.  Era inicios de otoño y los días estaban soleados pero muy frescos, así que caminábamos sin  que nos agobiara el calor.  Obviamente, visitamos la Zona Cero que aún estaba cercada pero libre de escombros y se podían ver, claramente, los enormes hoyos donde estuvieron las torres.  Recorrimos el bajo Manhattan hasta Battery Park y de allí seguimos la línea de la costa, disfrutando de los parque que la demarcan, todos conectados entre sí.  Nos perdimos en Soho y terminamos en Little Italy.  Recorrimos Greenwich Village, Tribeca y Nolita.  Nos dimos una escapada de compras a Woodbury Commons en El Valle del Hudson y otra a Atlantic City, para visitar un casino y el Boardwalk, ambos viajes de un sólo día cada uno.  Paseamos por Times Square y la Quinta Avenida y pasamos el fin de semana en Brooklyn, visitando a nuestra querida tía Julia…sería la última vez que la vería.  Con ella fuimos de compras a Atlantic Avenue y a comer a Junior’s, casa del más famoso cheesecake de la ciudad.

¡Fue un viaje memorable! Esta vez las muchedumbres no me agobiaron ni me impresionaron, iba preparada para ello.  Esta vez, quedé maravillada con los parques de todas formas y tamaños que nos encontrábamos, sorpresivamente, al dar vuelta a alguna esquina.  Me parecieron encantadores entonces y me lo siguen pareciendo ahora. Era una delicia ver como la gente los disfrutaba.  Había familias de día de campo, ejecutivos almorzando emparedados, grupos de estudiantes en excursión, adultos de todas las edades leyendo o ejercitándose, turistas paseando, en fin, el clima estaba perfecto y toda la ciudad lo disfrutaba, en actividades al aire libre, antes que los días se volvieran más fríos.

Eso es justo lo que busco cuando llego a un lugar, sentir el pulso de la ciudad y ver a su gente disfrutar sus espacios en la vida cotidiana y este viaje estuvo pleno de esas experiencias.