Realidades de la vida.

Photo by Nick Morrison on Unsplash

Luego de un año casi ausente,  sólo he hecho dos publicaciones en este blog durante ese tiempo, vuelvo con la intención de regularizar  este blog.
 
El último año fue uno que retó toda mi capacidad y fuerza física y mental.   Mi padre estuvo, cada día más enfermo y, aunque intenté escribir muchas veces, mi mente no estaba para tareas creativas.  Toda mi reserva mental estaba dirigida a acompañarlo en su difícil camino y en concentrarme en hacer bien mi trabajo…no había para mucho más.
 
Ayer se cumplieron dos meses de la partida de mi padre de este mundo.  Después de cumplir con su última voluntad, llevar sus cenizas a Bocas, su pueblo natal, sólo quedaba tiempo para concentrarme en mis obligaciones con mis clientes, pues es la época de mayor trabajo en mi profesión…pero nadie contaba con que el COVID-19, del que nos enteramos mientras estaba ocurriendo al otro lado del mundo, en una ciudad cuyo nombre nunca había escuchado, en un lugar tan lejano que parecía otro planeta, llegaría a todos los confines del mundo, en tan poco tiempo.
 
En estos momentos, aunque he podido  adelantar mucho del trabajo que implica enviar informes al fisco, he llegado al punto en el que tengo que parar, porque no puedo salir a buscar la información que me hace falta.  Hay órdenes estrictas de quedarse en casa, a menos que se deba ir a comprar alimentos y medicamentos o acudir al médico. Además  considerando que tanto mi madre como yo, por edad, estamos en el grupo de mayor riesgo, ya habíamos optado por quedarnos en casa.  De todos modos, es en casa donde hago la mayor parte de mi trabajo así que, hasta el momento, mantenerme en sitio no ha sido, para nada, complicado.  He estado en casa desde el 14 de marzo y no he sentido mayor ansiedad, pues me mantengo ocupada en más de un proyecto.
 
Lo cierto es que ahora tengo bastante tiempo disponible y la mente libre  para volver al quehacer creativo, y he pensado en usar este tiempo para reactivar el blog pero, posiblemente, aunque se mantenga el tema de viajes, no serán anécdotas de los que he realizado, pues no me parecen relevantes en este momento.  Estaré reflexionando sobre el estado actual de la industria turística, la que más rápido y fuerte ha recibido el golpe de esta crisis.  Mientras tanto… gracias  a todos por la espera y hasta la próxima!

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s