Organizando un viaje: armando el itinerario.

Armar un itinerario puede ser tan fácil como contratar tours organizados y no tener que preocuparse de nada más que estar listos a la hora que indicada o tan complicado como programar visitas y actividades para 8 personas de distintas edades y gustos.

Cuando vamos a una ciudad por primera vez, es aconsejable hacer algún tipo de tour de la misma, sea en bus o a pie, que nos permita familiarizarnos con ella, tomar nota de las recomendaciones de los guías sobre sitios a donde ir,  comer o pasear y detalles sobre la seguridad y costumbre de sus habitantes.  Los tours nos permiten conocer información sobre la historia y cultura de la ciudad y la idiosincrasia de su gente, hacer preguntas específicas al guía, visitar sitios que nos interesan y recorrer áreas que, probablemente, no visitaríamos por nuestra cuenta.  Estos tours pueden ser generales o temáticos (historia, gastronomía, arquitectura, etc.), aunque casi todos entrecruzan información de otros temas como complemento.

Luego hay que determinar los intereses individuales de cada miembro de la familia o grupo, mas allá de los sitios y actividades turísticas básicas.  Habrá quien desea ver una obra de teatro, otro que desea ir de compras, los niños requrirán actividades apropiadas a su edad, habrá aficionados al arte, la arquitectura o la música y, así se va haciendo larga la lista y se debe llegar a acuerdos.  Si deciden que van a estar siempre juntos, se puede asignar un día para cada actividad o, si esto no es práctico, el grupo se puede dividir y los que quieren ir de compras aprovechan para hacerlo el día que se lleva a los niños al museo de ciencias.  Siempre es recomendable acordar una hora de encuentro, ya sea en el sitio de alojamiento o en el sitio donde van a cenar, por ejemplo, para reunirse, comer y comentar su día, de modo que se mantenga el espíritu familiar o de grupo.

El itinerario debe ser lo suficientemente realista para que se pueda cumplir con las expectativas de todos y, también flexible para compensar por situaciones como mal clima o retrasos en el tránsito para llegar de un sitio a otro.  Siempre se deben considerar   los horarios de las atracciones y las distancias entre los sitios que se planea visitar el mismo día.

Lo más importante es que todos vuelvan contentos y lleguen a casa con ganas de empezar a planear el próximo viaje.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s