Organizando un viaje: ¿solo o en grupo?

Photo by Tommaso Pecchioli on Unsplash

He hecho varios tipos de viajes.  Al principio sólo viajaba con mi familia y mi hermana era la que organizaba, pero hace catorce años emprendí un viaje con mi madre y fui la organizadora de todo.  Me encantó la experiencia y, a partir de ese momento, sólo he hecho un viaje que no ha sido organizado por mí.  He viajado con miembros de mi familia y con amistades tanto en grupo como individualmente.  Ultimamente he hecho un par de viajes sola y, en todas las ocasiones, lo he disfrutado mucho.

Viajar en grupo de familia o a amigos tiene sus ventajas: se comparten gastos, estamos entre conocidos y disfrutamos de tiempo de calidad en cantidad, cosa que no siempre es posible cuando estamos en casa.  También tiene sus desventajas, obviamente, nada es perfecto.  No se comparten ciertos gustos, estar juntos todo el tiempo puede ser cansón, no se interactúa mucho con personas fuera del grupo, no se tienen los mismos hábitos ni horarios, no todos tienen la misma energía, ciclos o entusiasmo por las mismas actividades.

Viajar con su pareja o un amigo de mucha confianza es más fácil que ir en grupo, aunque no se compartan los mismos gustos, objetivos y hábitos, pues es más fácil distribuir el tiempo entre las actividades que dejen a ambos satisfechos.  También facilita la interacción con personas del lugar, sin sentirse expuesto o inseguro, pues nuestro compañero de viaje nos acompaña.  Sin embargo, para algunos, un grupo de más de dos es más divertido y brinda mayor seguridad al estar en sitios desconocidos.

Viajar solo es un reto que, cada vez más, las personas enfrentan.  Ir a un lugar desconocido, o poco conocido, con pocos o ningún contacto a quién acudir, puede ser atemorizante, pero también puede ser una experiencia que contribuya a crear confianza y seguridad en uno mismo.  Te obliga a interactuar con los locales porque no tienes con quien conversar. Te permite libertad de movimientos, satisfacer tu curiosidad, recorrer tanto o tan poco como quieras, olvidar los horarios y desarrollar tu sentido de orientación al máximo.  Por momentos, no será tan divertido, como cuando quieres ir a algún lugar pero ir solo puede ser algo riesgoso o mal visto, pero por lo demás, es algo que pienso que todos debemos intentar, aunque sea, una vez en la vida.

Lo más importante al organizar un viaje es que todos los participantes tengan interés en el destino y puedan satisfacer sus expectativas, por lo que hay que tomar en cuenta los gustos, deseos y presupuesto de todos al elegir el destino, vuelos y alojamiento, pero sobre todo, al armar el itinerario, temas de los que hablaremos en próximas entradas.

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s