Organizando un viaje

Hay muchas cosas a tomar en cuenta al momento de organizar un viaje.  Primero tenemos que seleccionar el destino y la época del año en que queremos o podemos viajar.  Luego se inicia la investigación sobre vuelos, hospedajes, seguros, requerimientos legales, actividades, tours, distancias entre sitios de interés, medios de transporte, sitios para comer…en fin, si es un lugar que no se conoce y donde no tenemos amistades, hay que documentarse bien para no tener problemas.

Si tenemos flexibilidad de tiempo o elegimos el destino primero para luego planificar nuestras vacaciones en la fecha más adecuada, podemos iniciar la investigación determinando qué fechas son menos costosas, más tranquilas, menos frías o calurosas, dependiendo de nuestras preferencias o presupuesto.  Por regla general, en las regiones de cuatro estaciones, los meses de transición entre temporadas (mayo, junio, septiembre y octubre) son más agradables en cuanto a clima  y los meses más crudos del invierno suelen ser los de tarifas más bajas.  En las regiones tropicales, esto varía dependiendo de qué continente u océano se trata,  y cuál es su ubicación con respecto a la línea ecuatorial.

Cada destino tiene sus particularidades, por lo que hay que hacer la investigación de forma específica.  Puede ser que en septiembre es más económico viajar a Europa, pero si se decide ir a una ciudad que tiene festividades o convenciones en esas fechas, todo se encarece.  Es muy importante estar prevenido de estas situaciones antes de pagar pasajes o nuestro presupuesto puede sufrir un gran golpe con el hospedaje, o peor aún, no encontrar hospedaje disponible.    Por lo general, se dispone de 24 a 48 horas para pagar los pasajes, una vez reservados, por lo que recomiendo verificar el hospedaje antes y luego reservar ambos el mismo día.

Si lo que tenemos es una fecha específica (vacaciones fijas o un evento al que queremos asistir), entonces es conveniente planificar con mayor anticipación para lograr las mejores tarifas si es una época de mucho movimiento o en temporada alta.  Si el evento es muy especial podría atraer mucha gente de otras ciudades o países, lo que provocaría aumentos en las tarifas de vuelos y hospedajes.  Viajar durante las fiestas de fin de año es un ejemplo de esto y reservar vuelos y hoteles con mucha anticipación les puede ahorrar muchos dólares y dolores de cabeza.

Lo primero que hago cuando quiero visitar una ciudad es buscar el sitio web de la oficina de turismo de la misma  como punto de referencia.  Si no hay un sitio web oficial de turismo de la ciudad, busco el del país y parto desde allí.  En estos sitios se condensa información importante sobre costumbres y cultura, transporte, requerimientos legales, sitios de interés, eventos, actividades, aparte de hospedajes y tours.  Es sumamente importante asegurarse de que nuestros documentos de viaje cumplen con los requisitos del país que visitemos, así que, de no encontrar un sitio turístico del mismo, recomiendo informarse en el consultado respectivo.  Adicionalmente, Google es un recurso muy valioso para encontrar información respecto a cualquier lugar del mundo y, si se trata de un lugar considerado turístico, TripAdvisor es una fuente de información importante.

En cuanto a vuelos, Google Flights es mi sitio favorito para investigar cómo llegar a un sitio y para darle seguimiento a las tarifas aéreas.  Es muy fácil de usar, sólo le indicas las ciudades o aeropuertos de salida y llegada, si el vuelo es ida y retorno o sólo una vuelta, cuántos pasajeros, en qué sección, las fechas deseadas y, en cuestión de segundos, tendrás una lista de vuelos, aerolíneas, horarios, escalas  y tarifas para elegir.  Puedes refinar la búsqueda indicando si deseas vuelos con o sin escala y cuántas, aeropuertos de conexión, precio, horarios, aerolínea y duración del vuelo.  De la lista, se selecciona el vuelo de preferencia de ida y luego el de retorno, dando como resultado un itinerario con enlaces para hacer las reservas, según tarifas y la posibilidad de recibir o compartir el itinerario por correo electrónico y darle seguimiento al precio.  Cada vez que cambie la tarifa, recibirás un correo con la información, más fácil, imposible.

Para búsqueda de hospedaje, Trivago o TripAdvisor pueden ser de mucha ayuda, incluso si tiene algún programa de lealtad con alguna cadena de hoteles, pues le suministran información adicional como ubicación, sistemas de transporte público y actividades/sitios/restaurantes cercanos y muchos comentarios/opiniones de huéspedes, así como la posibilidad de filtrar las preferencias (Desayunos, vecindario, amenidades, etc.) y listarlos por puntuación, presupuesto, localización y otros.  Son sistemas que nos ahorran una considerable cantidad de tiempo, brindándonos información actualizada de muchas opciones de hospedaje.  No hay que perder de vista que estos sitios web son agencias de viajes en línea, por lo que podría darse el caso de que los primeros resultados sean propuestas de sus clientes preferenciales.  Eso no les resta credibilidad, lo comento sólo para que estén informados.   En mi caso, investigo con ellos, pero siempre voy al sitio web del propio hotel para comparar y ver si tienen alguna oferta o mejor tarifa por reservar directo.

Algo muy importante que mucha gente no revisa durante la organización de un viaje, es el clima. Hay sitios donde el clima es tan cambiante que la variación en temperaturas puede ser de 10 grados en unas cuántas horas y se debe ir preparado para esto.  Esta información es vital porque de ella dependerá lo que vayamos a empacar.  Mi elección para esto es  Accuweather o Weather Channel, que brindan información de todas las regiones del mundo.  Pero no creas que con revisarla una semana antes es suficiente, como pude comprobar en mi último viaje a Nueva York el año pasado.   Dejé de seguirle la pista al pronóstico del tiempo una semana antes, pues estaba muy ocupada, y al arribar me encontré con la sorpresa de que, como consecuencia del huracán Harvey, las temperaturas se habían desplomado por debajo de los 18 grados Celsius en pleno agosto, el mes más caluroso del año.  Por supuesto, no iba preparada para esto y tuve una buena excusa para ir de compras!

 

3 comments

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s